Introducción

Foto Gilmar RibeiroGilmar Saint’Clair Ribeiro, 62 años, nacido en la ciudad de São Caetano do Sul (SP) es traductor y revisor de textos en varios idiomas, con una experiencia profesional de tres décadas.

Visite el Sitio Web y compruebe porqué razón usted necesita de un profesional para realizar sus trabajos.

¿QUÉ ES LO QUE EXIGE LA LEY?
Lea aquí los aspectos legales sobre traducciones:

“La traducción de documentos oficiales es una atribución del traductor jurado, concedida y controlada por el Gobierno del Estado, a través de la Junta Comercial, con base en el Decreto 13/609/43. Es una actividad que funciona como una Notaría, exigiendo calidad y fidelidad de los servicios y exigiendo responsabilidad que ultrapasa los límites de la traducción no oficial, así como el mantenimiento de registros numerados y la guarda de copias de los documentos traducidos.

Infelizmente, los usuarios de los servicios de traducciones juradas son por veces engañados por personas que fingen ser traductores jurados y, que llegan a veces a exhibir autorizaciones de órganos o personas que no son competentes para hacer la indicación, en los términos de la legislación en vigor. Recientemente fueron constatados, en Paraíba, los siguientes casos de perjuicios decurrentes de la actuación de una falsa traductora oficial:

a) la Policía Federal rechazó traducción de carné de conductor hecha por traductor no calificado;

b) la Secretaria Estadual de Educación recusó traducción de currículum escolar de alumno oriundo de escuela de los EE.UU. por haber sido hecha por persona no habilitada legalmente;

c) la UFPB rechazó la revalidación de diploma de maestría de universidad extranjera por haber sido traducido por persona no habilitada en la forma de la ley;

d) el Consulado General de Inglaterra en S. Paulo exigió que traducción de documentos escolares brasileños fueran hechos por traductor oficial legalmente nombrado;

e) el Cartório de Títulos e Documentos de João Pessoa, se negó a archivar documento extranjero no traducido de acuerdo con las exigencias legales.

En Brasil, son muchos los casos de perjuicios devengados de la acción de personas que fingen ser traductores oficiales (popularmente chamados de “juramentados”). Los falsos traductores oficiales pueden ser procesados por falsedad ideológica y forzados a pagar por los perjuicios causados, incluso costos legales, además de incurrir en delito criminal calificado.”

PARA EVITAR PROBLEMAS, BUSQUE, PREGUNTE EN LA JUNTA COMERCIAL CUALES SON LOS TRADUCTORES OFICIALES AUTORIZADOS EN EL ESTADO. ALLÍ ENCONTRARÁ EL REGISTRO COMPLETO CON NÚMERO, NOMBRE Y FECHA DE NOMBRAMIENTO.

Comments are closed